gestionar el tiempo

10 consejos para gestionar el tiempo y alcanzar tus objetivos

¿Te has dado cuenta de que hay veces que desearías que el día tuviera 36 horas? Aquí te voy a mostrar 10 consejos para gestionar el tiempo que pueden ayudarte. Aunque a veces te pasa lo contrario por el aburrimiento?

A veces tenemos la sensación de que el tiempo nos come, sobre todo ahora en invierno apenas salgo y muchos fines de semana, por la mañana me quedo en casa para hacer cosas, o para terminar cosas que están pendientes.

En la entrada anterior, hacía un extracto de un libro para hablar de los hemisferios cerebrales: Pensar para la excelencia. Una manera de optimizar nuestro cerebro, aunque parezca trivial.

Es el momento en el que nos gustaría que el día tuviera más horas.

Una vez escribí sobre la gestión del tiempo  porque si no te disciplinas, te faltará tiempo para muchas otras cosas que antes hacías y has abandonado: Dedicas menos tiempo a tu familia.

Corres de un lado a otro, con un estrés casi siniestro.

Lista de tareas para gestionar el tiempo

La lista de tareas que queremos hacer es inversamente proporcional al tiempo que necesitamos. Muchas cosas se posponen, porque también necesitas descansar. Con cierta ironía, ayer viernes publiqué un tuit que es gráfico:

Realmente es así, la lista de cosas por hacer es inmensa.

Donde está el quid de la cuestión es en aprender a equilibrar y compatibilizar tus tareas profesionales con las de ocio y familia.

[Tweet «Aprender a equilibrar y compatibilizar tus tareas profesionales con las de ocio y familia»].

Es entonces cuando nos llenamos de optimismo y decimos que estamos haciendo las tareas más urgentes y las otras las vamos «construyendo» poco a poco.
En cualquier caso, me gustaría compartir con vosotros diez sugerencias, que vengo practicando desde hace tiempo, sobre cómo poder gestionar bien el tiempo.

Los 10 consejos para gestionar el tiempo

Prioridad

1. ¿Qué es lo más prioritario para ti? Hago el símil del derecho de paso en una rotonda: ¿Quién tiene prioridad?

Lo mismo. Evalúa tus prioridades del 1 al 10, poniendo como 1 la mayor prioridad y como 10 la menor.
Tómate tu tiempo, pero no más de 10 minutos, porque se convierten en 60 minutos, y has perdido 50 minutos.

Apunta la lista en una agenda de bolsillo o en tu cuaderno.

Imagina la fábula del tarro de arena:

La vida transcurre como un tarro, que llenas con piedras y arena. Si pones primero la arena, las piedras no se enganchan. La cantidad de tiempo que dedicas a las cosas debe ser algo en relación con la importancia que tiene en tu vida. La vida es corta y los momentos son preciosos. No pierdas el tiempo en cosas que no son tan importantes.

Organizar

2.  Programa tiempo para ordenar la oficina y leer tu correo electrónico, pon una alarma o un despertador para programar las cosas urgentes que tienes que hacer en casa.
Si te propones hacerlo en 40 minutos, habrás ordenado la oficina, y cada día haciendo un poco, llegará el momento en que la tengas reluciente.

Ponte un límite de tiempo para leer el correo electrónico. Si no lo haces, puede que haya pasado una hora y la hayas desperdiciado en cosas más importantes.

Concretar tus metas

3.  Consecución de objetivos: Dedica un tiempo al levantarte y al acostarte a «tachar» lo que has hecho y a subrayar en rojo u otro color que destaque, lo que has dejado pendiente.

Intenta hacer lo que está pendiente para que no se acumule.

Escribir tus metas

4. Establece objetivos concretos y escríbelos
Los objetivos claros y específicos son esenciales para gestionar bien tu tiempo.

Los objetivos deben ser específicos y creíbles.

Clasifica tus objetivos, en corto y en largo plazo

Haz una lista:

Corto Plazo

A__________________________________
B__________________________________
C__________________________________
y en adelante

Largo Plazo

A ____________________________________
B_____________________________________
C ____________________________________
y en adelante

Las metas han de ser específicas y creíbles

[Tweet «Cuando te pongas metas y objetivos han de ser específicos y creíbles.»]

 

Todos tus objetivos deben ser lo suficientemente específicos para que sepas cuándo los has conseguido, y también deben tener una fecha de finalización.

Consulta tu lista de objetivos con frecuencia o colócala en un lugar donde puedas verla todos los días.

El tiempo, decía Robin Sharma en su libro «El monje que vendió su Ferrari», puede ser nuestro mejor aliado o nuestro peor enemigo.

La gestión del tiempo es crucial.

Resultados

5. Utiliza una lista de control diaria. Aquí vuelvo a lo que dije arriba en el punto 3.
Una lista de tareas, como una «hoja de ruta», te ayuda a mantenerte concentrado a pesar de la cantidad de distracciones a lo largo del día y de las interrupciones: llamadas telefónicas, correo electrónico, hacer un recado o enviar un paquete.

Intenta que tu lista de tareas sea lo suficientemente pequeña como para que sea realmente creíble y medible.

Delegar

Si considero que he puesto resultados en el párrafo anterior, más bien tendría que haber puesto, que midas o veas los primeros resultados, sin embargo también es hora de delegar si tu proyecto comienza a andar.
6. Involucra y delega.

Si trabajas en casa, pregunta si alguien puede echarle una mano.

Si es en la oficina, intente que la secretaria o el secretario se encarguen de la correspondencia y de ordenar las facturas.

Sácate un par de horas

7. Divide y vencerás. A veces se hace más en el silencio. Cuando los demás duermen. Ahí tienes un par de horas que puedes ir «a tope» terminando cosas.

Madrugar

8. Despiértate temprano.
No te pido que hagas nada imposible. Además, estos son consejos, eres libre de hacer lo que más te convenga. Imagina lo diferente que sería tu vida si te comprometes a levantarte media hora antes.

Innumerables estudios han demostrado que las primeras horas de la mañana son las más productivas.

Sin distracciones

9. Apaga la televisión
La televisión, los smartphones, las tabletas e incluso los videojuegos. Desconecta la tecnología a ratos.

 

gestionar el tiempo

 

Descansa y Relájate

10. Lo has conseguido: Tómate un respiro.
Como dicen los castizos: entre col y col, una lechuga. Toma pausas, relájate, no todo va a ser trabajar, echa una cabezada breve, una siestecilla.

Te lo has ganado.

Foto 1: Freedigitalphotos

Enlace foto 2 : Freedigitalphotos

El tiempo empieza a contar. 🙂

También te puede interesar

Cómo atraer Abundancia y Prosperidad para el milenio

Talentos Ocultos: El poder del talento innato

Ideas sobre crecimiento personal, según Scooter Braun

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x